Martes, 27. Junio 2017

Sobre el conflicto capital/trabajo en ADO y AU

 

CAPITAL MONOPOLISTA, DIVISIÓN DEL TRABAJO Y COMPETENCIA ENTRE TRABAJADORES EN EL CORPORATIVO GRUPO ADO.

Observatorio Laboral de las Altas Montañas Mayo 2014

Alejandro Aguilar García

 

Marx describía al despotismo fabril como la dictadura del capital en la producción, y los mismos métodos de la producción del plusvalor que son a la vez métodos de la acumulación. Dicho despotismo del capital también se personificaba cómo la autoridad individual del capitalista en el centro fabril, la empresa capitalista se reducía mas o menos por la disponibilidad del capital, la capacidad del administrador-patrón y la fortuna personal; es en el periodo del monopolio capitalista cuando esas formas de despotismo fabril toma formas más complejas al descentralizare por la desconcentración del capital y por la misma magnitud del poder del capital.

Harry Braverman describe que la escala de la compañía del capital se desarrolla al punto de romper formalmente el lazo entre director entre el capital y su propietario individual, es decir, estos aspectos capital/dirección de capital, propietario/gerente emanan del desmembramiento de una misma clase, la clase capitalista, dicho en el sentido de control y despotismo del capital:

“La función particular de dirección y administración es ejercida no sólo por un gerente, ni tampoco por un cuerpo de ingenieros, sino por una organización de obreros bajo el control de gerentes, subgerentes y supervisores, etc. En esa forma las relaciones de compra y venta de fuerza de trabajo, y por tanto de trabajo enajenado, se han convertido en parte misma del aparato de administración.” 1

El capital en la era del monopolio ha entrado en su forma de capital institucional, es decir, todo el proceso de produccion amplía sus mecanismos que ordenan y controlan la fuerza de trabajo, construyendo comportamientos, habilidades, gustos, espacios, tiempo ocio, etc., con el propósito único de la mayor acumulación de capital. Dicho capital institucional es también el núcleo del fetichismo en el proceso de producción, es decir, la fuerza colectiva de trabajo parece ser una fuerza coercitiva para el trabajador y de la cual pareciera que el capital se encuentra dotado por una fuerza de naturaleza externa.

El grupo corporativo ADO inaugura sus oficinas en 1948, en la década de 1950 se incorporó la ruta con escalas hasta Villahermosa, en 1957 se inician corridas entre Coatzacoalcos y Villahermosa. En 1960 sale de la ciudad de México la primera corrida hacia Mérida. A mediados de los años 60, se mejoran las condiciones y tiempos de los recorridos con la conclusión de la autopista México – Puebla, que más adelante se extendería hasta Veracruz. Se adquieren las primeras unidades DINA Olímpicos, que se mantienen en sus filas durante varias décadas. En 1970 se inauguran sus primeras oficinas generales en la calle de Sol, de la colonia Guerrero, en este mismo año se designa a ADO como transporte oficial del Mundial de Fútbol México 70. En el año 1971 inicia corridas a las ciudades de Reynosa y Matamoros. El mes de mayo de 1979 inicia operaciones la Terminal TAPO, su sede principal. Este mismo año inicia operaciones en el estado de Quintana Roo. Para 1984 inaugura sus actuales oficinas generales en la calle de Artilleros, a un costado de la TAPO. Durante el año 1987 se inauguran las Terminales de Puebla (CAPU) y Coatzacoalcos. Durante el año 1990 se inaugura la Central de Autobuses de Xalapa “CAXA”. 2

En el aspecto organizacional en el caso del Grupo ADO vemos como existe este rompimiento entre propietario-accionista y gestor del capital. Pérez Antón ha sido Director General de Grupo desde 2006, forma parte del consejo de administración de esa empresa desde 2005, y ha trabajado en el Grupo desde 1996. Actualmente, el señor Pérez Antón también se desempeña como Vicepresidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Pasaje y Turismo (CANAPAT) y es consejero del ITI (Intermodal Transportation Institute), con base en Denver, EE.UU.

Por otra parte una de las figuras que tuvo relevancia en el grupo ADO fue hasta hace poco Agustín Irurita Pérez, que de acuerdo a un perfil publicado en Bloomberg Business Week, Irurita se ha desempeñado como gerente del consejo de Grupo ADO empresa que dirigió hasta 2007 cuando tomó el cargo su sobrino José Antonio Pérez Antón. También Irurita es miembro del Grupo Financiero Scotiabank Inverlat y funge como Director Independiente de Grupo Bimbo. Irurita Pérez ha participado en el programa de Administración de Negocios del IPADE y actualmente se dedica a promover organizaciones civiles como su fundación Casa Nueva que se enfoca a personas con problemas de adicciones y cuya sede está en Xalapa. Su organigrama empresarial se desglosa así:

 

Manual de la empresa GRUPO ADO.3

Vemos entonces que la institucionalización del capital y la concentración de control a un mando de cuadros especializado de la misma clase capitalista no sólo corresponden como producto histórico del desarrollo empresa-acumulación de capital, sino que las funciones de control y administración son ampliadas. Por una parte vemos como ha crecido el complejo de control organizacional del grupo ADO, ahora veamos el aspecto monopolista del propietario del capital.

José Antonio Pérez Antón actual presidente del consejo de administración del Grupo ADO cuenta con 6,000 autobuses y 21,000 "colaboradores"; ganándole en 2013 a la firma alemana ferroviaria alemana Deutsche Bahn la compra de la empresa española Grupo Avanza que reporta 1,885 camiones y 5,269 empleados, estimada la compra en 600 millones de euros, como mínimo. Muchos economistas auguran que el empresario "exitoso" Pérez Antón en poco tiempo esté invirtiendo en la bolsa de valores. El corporativo ADO ahora monopolizara a niveles transatlánticos.4

El capital como relación socio-económica de explotación se presenta como una entidad avasallante ante los trabajadores, no es casual que el conflicto que se suscito el viernes 23 de mayo se haya puesto sólo en disputa a otras entidades de control corporativo, es decir el charrísmo sindical puso como carne de cañón a los mismos trabajadores, el conflicto también es entre dirigentes del charrísmo sindical. Integrantes del intento de Sindicato de Choferes al Servicio del Autotransporte Público Federal de Pasajeros (SINCHO-CROC), suspendieron el servicio que brindan líneas de pasajeros como Autobuses de Oriente (ADO), Autobuses Unidos (AU) y Alas de Oro, en la capital veracruzana Xalapa. Asimismo, Luis Viades asesor legal de estos trabajadores dijo confiado en que la empresa accederá a ajustar los salarios e incentivos a conforme exigen los inconformes. Algunas de las condiciones que se plasmaron en el pliego petitorio, son: la restitución del sueldo base que radica en los $377 pesos; la nivelación de tabla de porcentaje para el pago de nómina, la cual ha sido del 12%; 6% por pasajero transportador y 6% por kilómetro recorrido.

SINCHO-CROC, bajo el mito de “equilibrar” los factores de la produccion capital y trabajo, es la intención de crear una nueva organización sindical que hoy aun bajo negociación se obtuvo el despido de los 100 trabajadores del volante que se movilizaron.

Por otra parte, el sindicato “oficial” nacional "Marcelino Guevara Vivar" también en el grupo ADO, ha arremetido contra el sindicato de la CROC, movilizándose pero a favor de la empresa. Cabe destacar que el Sindicato Nacional "Marcelino Guevara Vivar" de Trabajadores de la Industria del Autotransporte y sus Actividades Derivadas, Similares, Anexas y Conexas, C.R.O.M. con registro ante la Secretaria de Trabajo y Previsión Social 5210, solo tiene contados 59 socios a nivel nacional5. Santos Guevara Marcelino su secretario general es también Secretario del Exterior de la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM), manteniendo el clásico discurso pro-patronal charril:

“Las compañeras y los compañeros que están dando resultados han sido incentivados, reconocidos por parte de las empresas, no necesariamente en el plano económico. Porque no todo en la vida es dinero; también hay muchas formas de reconocerles a los compañeros que hacen bien su trabajo.” 6

Ante esto el panorama parece algo complejo, los trabajadores del ADO tienen ante sí los clásicos mezquinos intereses del sindicalismo charril, SINCHO-CROC quienes pretende defender a un grupo, y el Sindicato Nacional "Marcelino Guevara Vivar"-CROM, quienes han movilizado trabajadores para mostrarse más patronal que la misma patronal. Al mismo tiempo tienen ante sí todo un complejo andamiaje de organización empresarial, producto de la acumulación del capital, y con ello de control. Mientras el accionista José Antonio Pérez Antón es consejero patrimonial también de la compañía de Aeropuertos ASUR (37,746,290 acciones, o 13.6% de los títulos de la serie B de la compañía), representando las acciones de la Serie BB que detenta el Socio Estratégico ITA, y emprende echar a andar la principal empresa líder español en el pasaje urbano y en estaciones de autobuses y segundo operador nacional de tránsito de largo recorrido GRUPO AVANZA, de este lado del atlántico los trabajadores defienden no sus intereses, sino los intereses de “lideres” charriles que sólo buscan mayor control dentro de la empresa como negocio propio de trabajadores aristócratas. No se puede comprender la explotación más que que comparando los extremos organización de la empresa, la relación de clases, por una parte quienes hacen uso de las ganancias como Antón Pérez en la ampliación del capital, y por otra parte, quienes realmente hacen producir toda la ganancia, es decir los mismos trabajadores del volante y alternos.

La alienación de los trabajadores, como una situación en la que viven los trabajadores no siendo dueños de sus medios de trabajo, se ha expresado en la disputa entre ellos bajo diferentes membretes, alienados porque su trabajo sirve al monopolio del Grupo ADO, porque la ganancia del servicio no es percibido directamente al trabajador sino una parte de él en forma de salario, pero más que nada, porque ha destruido la alienación la cooperación natural entre los mismos trabajadores, los confronta. El trabajo alienado como consecuencia de la propiedad privada, es también consecuencia de la división del trabajo, y más específicamente de la división técnica del trabajo; la estructura organizacional es precisamente esta división del trabajo, la separación de la conceptualización de la ejecución, y con ello el crecimiento de la escala de las operaciones administrativas de la empresa.

El desarrollo del capitalismo monopolista, el despotismo fabril del capital, la disociación de la clase capitalista entre quienes gestionan el capital-empresa y quienes usurean la plusvalía llamándose “accionistas”, la mayor alienación, la concentración/deslocalización del capital, ponen en términos objetivos, que el único interés de la clase trabajadora es el control de la producción de bienes y servicios, el control proletario de la empresa.

 

Fuentes:

1. BRAVERMAN, Harry, Trabajo y capital monopolista, 3ª edición (trad. Gerardo Dávila, pról. Paul M. Sweezy), México, Editorial Nuestro Tiempo, 1980, 513 pp.

2. Wikipedia. [http://es.wikipedia.org/wiki/Autobuses_de_Oriente]

3. Grupo ADO Transporte Foráneo Región Xalapa, Manual de Inducción, 2003. Manual de Procedimientos, y, Manual de Análisis de Puestos.

4. Periódico EL ECONOMISTA 28 de mayo de 2014. [http://eleconomista.com.mx/industrias/2013/08/21/adquiere-ado-grupo-avanza]

5. Registro de Sindicatos STPS [http://www.stps.gob.mx/02_sub_trabajo/03_dgra/con_55.htm]

6. Revista Mundo del Trabajo Num. 68. 2011 de la STPS.

Widgetkit Twitter
No tweets found.
PCM en Internet

El Comunista

Federación de Jóvenes Comunistas

PCM en Facebook

El Comunista en Facebook

Revista Comunista Internacional

Solidnet