Domingo, 25. Junio 2017

Lo que ha hecho el KKE es desenmascarar a SYRIZA, para elevar la conciencia del pueblo griego y ayudarle a comprender la necesidad de la ruptura

El fiasco de SYRIZA y Almeyra contra el muro.

Erick Chías

Es muy interesante observar como ciertos intelectuales que se pretenden ellos mismos como intelectuales de “izquierda” y que no dudan en dar recomendaciones sobre lo que hay que hacer en tales y cuales coyunturas, cambian de opinión conforme se desarrollan los acontecimientos que convierten en sus objetos de estudio.

Pero no se trata de un desarrollo del pensamiento que intenta captar la complejidad de los fenómenos de la realidad cambiante, sino de verdaderas piruetas “teóricas” que en realidad solo buscan obnubilar la conciencia de las personas y desorientarlas ante los acontecimientos de importancia que generan experiencias valiosas necesarias de tomar en cuenta en los procesos de lucha revolucionaria.

Dicen y luego se desdicen, rehacen sus escritos y cambian de tono cada uno de ellos según avanzan los acontecimientos. Pasan de fomentar la ilusión y la esperanza, a la desilusión y apatía; del amor, al desapego, y del apoyo al “utópico y reaccionario togliattismo”, a la preparación de la ruptura revolucionaria con el capitalismo.

Guillermo Almeyra es uno de estos escritores que pasan de extremo a extremo y que reescriben ora en un tono, ora en otro sus artículos.

Si uno se quiere acercar a los acontecimientos actuales en Grecia, tiene en Almeyra un buen referente en desorientación y anticomunismo de “izquierda”.

Esto es importante porque a través de los medios de comunicación voceros de las potencias capitalistas, se ha presentado a SYRIZA como un nuevo partido de “extrema izquierda” que busca salvar al pueblo griego de la crisis que ha acelerado la pauperización de los trabajadores en los últimos años. Y ha sido presentado por diversas fuerzas que se dicen de “izquierda” como una esperanza, y como modelo a seguir, como una muestra de que dentro de los marcos de la democracia burguesa, es posible lograr una opción a favor de los trabajadores del campo y de la ciudad a expensas de los intereses de los monopolios.

Empecemos por la caracterización que da Almeyra de ese partido de “la extrema izquierda”, hecha en su artículo titulado SYRIZA: ¿Tregua o traición? Publicado en La Jornada el 1 de Marzo de 2015

“Empecemos por este punto, para no pedirle una política revolucionaria a un grupo que no lo es o, por el contrario, para no caer en la idealización del grupo de honestos reformistas nacional-populares que pretenden seguir la senda desastrosa intentada por Togliatti-Berlinguer (el comunismo nacional que ambicionaba participar en un gobierno de “unidad nacional”). “

Y más adelante abunda

“Alexis Tsipras encabezó el Synapismos, partido “eurocomunista” griego y, aunque en Syriza existe una fuerte minoría anticapitalista y revolucionaria, su partido no se declara anticapitalista sino que busca reformas al capitalismo en Grecia y en Europa, funciona verticalmente mediante el decisionismo de un pequeño grupo de dirigentes, más que socialista es radical-democrático avanzado y no pretende liderar a los trabajadores de todo tipo contra el capitalismo y los capitalistas sino al “pueblo”, a los “pobres”, contra la dictadura de la Troika encabezada por Alemania y los pocos muy ricos de la oligarquía naviera griega.”

En cuanto a que a SYRIZA no se le puede pedir una política revolucionaria, estamos de acuerdo por completo, pero queda en la total confusión la caracterización política de dicho partido con las definición de “Honestos reformistas nacional-populares” o “democrático popular avanzado.”

Es asombrosa la confusión tratándose de un intelectual que se proclama marxista. Más adelante en el mismo texto enseña las fatales consecuencias de no comprender el carácter político de SYRIZA:

“Por eso, aunque algunos como Manolis Glezos -que nunca hizo un análisis clasista- sufrieron una decepción con el acuerdo con la U.E. y hablan de que todo sigue igual, disfrazado sólo con otras palabras,...”

Pero aquí el que en realidad no ha realizado un análisis de clase es Almeyra, se empeña en seguir a pies juntillas el dicho “critica en otros los errores que veas en ti”.

¿A qué clase representa el “Eurocomunista, reformista, reaccionario togliattista, honesto reformista, nacional popular avanzado” SYRIZA? Almeyra da vueltas y vueltas defendiendo a SYRIZA de las críticas sin “soluciones” y al parecer más tarde para defenderse así mismo. Ni en su artículo del 10 de Mayo “SYRIZA contra el muro” aparecido recientemente ni en el del 1 de Marzo esclarece claramente esta cuestión, que por cierto para el Partido Comunista Griego ha sido muy claro desde hace tiempo.

Quizá se estaba anticipando al desarrollo de los acontecimientos, ya previsibles también para los criticones “sin alternativas”

Almeyra, llevado quizá por la euforia de los medios de comunicación imperialistas que generaban expectativas e ilusiones falsas, consideró viable atreverse a opinar que

“…, pese a todas las limitaciones de Syriza y de Tsipras y a su utópico y reaccionario togliattismo, hay que hacer todo lo posible para ayudar al gobierno griego a salir del paso y a subsistir, mientras crea nuevas grietas en el frente de los gobiernos y busca apoyos financieros alternativos (¿China, Rusia?). Un desarrollo en el Estado español de la cuestión nacional catalana y vasca, una derrota de Rajoy en Andalucía, el desarrollo del ambiguo Podemos que amenaza el gobierno de las clases dominantes, serían acontecimientos que podrían frenar el deslizamiento hacia la derecha en el resto de Europa y estimular las condiciones para un movimiento democrático radical de masas, contra la corrupción y la derecha, al estilo de las abortadas -por el momento- primaveras árabes (que a su vez fueron fruto tardío del 1848 europeo y del 1968 francés), movimiento democrático plebeyo en cuyo seno podría reorganizarse y crecer la maltrecha izquierda socialista.”

Para cualquier persona interesada en estos acontecimientos le parecería extraño que para un “marxista” que en su artículo sobre Trotsky y su época, (aparecido en Rebelión el 23 de Agosto de 2014) que reprocha a los comunistas haber adoptado la política de alianza con la idílica burguesía nacional, se atreviera a realizar un llamado como este a apoyar a un partido que representa, no los intereses de la burguesía nacional griega, sino los intereses de uno de los grupos monopólicos imperialistas que buscan gestionar la crisis haciendo pagar a los trabajadores griegos la deuda y continuar con las políticas antipopulares. Por otra parte como señala el Partido Comunista de Grecia (KKE por su siglas en griego) SIRIZA está en coalición con ANEL, un partido que de acuerdo con una definición hecha por D. Papadimulis, alto funcionario de SYRIZA en 2012: se encuentra a “la derecha de Nueva Democracia”

¿Cómo podría darse el milagro de que al subsistir este partido de “honestos reformistas nacional-populares” al servicio de los monopolios lograría

“…estimular las condiciones para un movimiento democrático radical de masas, contra la corrupción y la derecha, al estilo de las abortadas -por el momento- primaveras árabes (que a su vez fueron fruto tardío del 1848 europeo y del 1968 francés), movimiento democrático plebeyo en cuyo seno podría reorganizarse y crecer la maltrecha izquierda socialista. “ (Almeyra La Jornada 1/03/2015).

En su artículo “SYRIZA contra el muro” Publicado el 10 de Mayo en La Jornada, cambia el tono optimista de apoyo a los “honestos nacional populares avanzados” por el escepticismo; tal parece que la revolución mundial socialdemócrata, o al menos en los marcos de Europa no se presentó en auxilio de la coalición de la “extrema izquierda” con los derechistas de ANEL. PODEMOS, que era descrito como el partido, también eurocomunista “que amenaza el gobierno de las clases dominantes” se convierte en el de la “politiquería centrista” que “se está desinflando”.

Ante la situación agravada de los trabajadores griegos desde el año 2010 y la efervescencia política en la que el KKE tuvo un gran papel, SYRIZA planteaba la cancelación del pago de la deuda y la salida de la zona euro como una solución a la crisis, pero esto por supuesto no traería el resultado que decían que iba a tener ya que como el mismo Almeyra señala, SYRIZA plantea mantener la vía capitalista que es en realidad la causa de las desgracias del pueblo griego y no sólo la deuda. Más tarde SYRIZA expresó en voz del actual primer ministro Alexis Tsiprás que “pertenecemos al Occidente”(…) a la UE y a la OTAN. Esto es indiscutible.” Y como el mismo Almeyra señala SYRIZA a aceptado el pago de la deuda, y ya aparecieron las notas que dan cuenta de que este 11 de Mayo ya estaban pagados los 750 millones de Euros.

En vano Almeyra escribe sobre sus propuestas de nacionalización de los bancos, desarrollo cooperativo, autogestión de las empresas, elevación del turismo, emisión y devaluación de la nueva moneda, reducción de la deuda como Ecuador, uso del trueque, (todo claro está sin poder obrero y popular) porque SYRIZA es el partido de la nueva socialdemocracia representante de un sector de los monopolios griegos que gestionará el capitalismo de una manera “nueva”. ¿Y qué es el capitalismo? El señor Almeyra debe saberlo bien; la deuda contraída por los monopolios será pagada por los trabajadores, aumentaran las medidas de austeridad y los recortes al presupuesto en salud, educación, tal como sucede en países que no tiene deudas como las de Grecia, explotación y mas penurias para el pueblo crisis tras crisis.

¿De dónde saca Almeyra que el partido comunista acusa de “traición” a un partido socialdemócrata que explotó el descontento para posicionarse en la gestión del capitalismo? Un partido cuya tarea real es contener la protesta social.

Lo que ha hecho el KKE es desenmascarar a SYRIZA, para elevar la conciencia del pueblo griego y ayudarle a comprender la necesidad de la ruptura, todo lo contrario a lo que hace nuestro intelectual de izquierda, que se postra ante el temor del “electorado” a salir del la UE.

Para Almeyra, no existen movimientos que pudieran apoyar una salida de poder popular, que no sea SYRIZA y que además, ni siquiera estaría interesada en realizar. Por lo que, a decir de este intelectual de izquierda, no existe el trabajo político desarrollado por el KKE, ni sus organizaciones que buscan agrupar el frente popular que rompa con el capitalismo. Almeyra silencia y calumnia al Partido comunista con diatribas usadas por la derecha para descalificar a los partidos de oposición como lo es afirmar que el KKE critica sin ofrecer soluciones. Almeyra parece interesado en hacer del KKE un partido “de izquierda responsable, y con propuestas… “

Lo que sucede en realidad es que para los anticomunistas de izquierda trotskista como de derecha, no existen alternativas al margen del sistema capitalista, plantean que los partidos que deciden mantener su independencia y sus posturas coherentes de lucha por el socialismo comunismo y que se niegan a hacer alianzas con la socialdemocracia de derecha, son sectarios.

Cuando analizan el pasado para desacreditar a sus adversarios, son súper revolucionarios que descalifican la política del frente popular antifascista, pero cuando su tarea es escamotear la actividad de los partidos comunistas coherentes, se les invita a colaborar con los “nacional populares avanzados” y si no lo hacen son sectarios. Del mismo modo en que los “honestos nacional populares” en México con MORENA, llaman al Partido Comunista de México.

La tarea del Partido comunista de Grecia es planteada de la siguiente manera por Georgios Marinos, miembro del Buró Político del CC del KKE en una entrevista realizada por el periódico UZ del Partido Comunista Alemán (09/01/2015):

“Nuestro partido ha llevado a cabo importantes luchas y un trabajo de educación de masas demostrando a los trabajadores que cualquiera que sea la fórmula de gestión burguesa que se sigue en el marco de la UE, de la OTAN, del camino de desarrollo capitalista, no será en beneficio de los trabajadores y de las demás capas populares. La solución consiste en fortalecer el KKE en todas partes, incluso en el parlamento, para que se fortalezca la lucha del pueblo y se allane el camino para cambios radicales.”

(….)

“Lo que debe hacer el pueblo es crear las condiciones previas en la sociedad con el fin de allanar el camino para la cancelación unilateral de la deuda, la retirada de Grecia de la UE y de la OTAN, el desarrollo de una economía que funcionará en base a las necesidades del pueblo y no para la rentabilidad del capital. Esto requiere el poder obrero y popular. La condición previa para ello es el reagrupamiento del movimiento obrero y popular, la formación de la alianza popular de la clase obrera con las demás capas populares, algo que se puede llevar a cabo a través del fortalecimiento decisivo del KKE.”

El camino que lleva el KKE es el de organizar el poder popular a través “del Frente Militante de todos los Trabajadores(PAME), el Movimiento Antimonopolista Griego de los Trabajadores Autónomos y Pequeños Comerciantes (PASEVE), el Movimiento Militante de Todos los Campesinos (PASY), el frente Militante de los Estudiantes (MAS), y otras fuerzas del movimiento social.” (A. Papariga. Propuesta del KKE para la salida de la crisis” 27/03/2010)

Como vemos, la caracterización de SYRIZA y su alianza con ANEL, partido derechista que tolera a los nazis de Amanecer Dorado por parte del KKE como partido de nuevo cuño socialdemócrata, así como su propuesta de salida de la crisis capitalista mediante la ruptura y derrocamiento del poder de los monopolios y el establecimiento del poder obrero, con socialización de los medios de producción y planificación central, son producto de una tenaz lucha política, de organización y análisis de la situación griega, y no el producto de la “decepción” que ha llevado a Almeyra en un par de meses, a darse cuenta de que “…la única alternativa al capitalismo es preparar la ruptura con el mismo, no su posible humanización”.

Un triunfo popular en Grecia con el KKE al frente alzará a los pueblos de Europa y atraerá a su alrededor el apoyo de los pueblos del mundo.

Widgetkit Twitter
No tweets found.
PCM en Internet

El Comunista

Federación de Jóvenes Comunistas

PCM en Facebook

El Comunista en Facebook

Revista Comunista Internacional

Solidnet