24 | 11 | 2017

Fortalecer al Partido Comunista para la tarea de la Revolución Socialista

El Partido Comunista de México y la Unidad para la Revolución Socialista, organización política con presencia en Baja California, después de un tiempo de relaciones bilaterales, de trabajo unitario común, de conversaciones y debates, de consulta en sus instancias respectivas de dirección, coinciden en :

-          La vigencia del marxismo-leninismo como ideología de la clase obrera y de todos los explotados para su emancipación, para sus luchas cotidianas e históricas que permitan poner fin a la sociedad divida en clases y de explotación del hombre por el hombre.

-          La necesidad del derrocamiento del capitalismo, dados sus límites históricos que acentúan la explotación, la barbarie, la guerra, con la consecuente miseria, enfermedad, hambruna, infelicidad para los trabajadores y oprimidos. Nuestra alternativa es el programa del socialismo-comunismo, de poder obrero, de socialización de los medios de producción concentrados, de planificación de la economía, de combate a las relaciones mercantiles.

-          Caracterizar a México como un país de pleno desarrollo capitalista, con capitalismo de los monopolios, intermedio en la pirámide imperialista, donde el antagonismo fundamental en la sociedad es el que existe entre capital/trabajo, por lo que no existen etapas intermedias entre el capitalismo y el socialismo, por lo que es imprescindible concentrar todas las fuerzas de los militantes comunistas en dirección de las tareas de la Revolución Socialista.

-          Para esa tarea es esencial el fortalecimiento del partido de la clase obrera, del partido comunista, para que pueda cumplir sus tareas de vanguardia, forjar consciencia al proletariado y al conjunto de los trabajadores, así como construir una alianza social de todos los explotados que se exprese en un frente antimonopolista, anticapitalista.

-          En esa dirección es necesario fortalecer el frente ideológico contra las corrientes adversas al marxismo-leninismo, contra todas las manifestaciones de oportunismo, revisionismo y reformismo. Ponemos especial énfasis en el maoísmo, en sus diversas variantes, que con su accionar retrasan las tareas de la clase obrera.

-          Trabajar con ahínco por un movimiento obrero y sindical clasista, unitario, independiente; trabajar por convertir cada centro de trabajo en un bastión de la lucha contra el capitalismo. Dirigir especial atención a los jornaleros agrícolas, a los trabajadores migrantes.

-          Queremos expresar nuestra condena a las manifestaciones racistas y xenofóbicas contra los trabajadores migrantes que son desplazados de otros países y que arriban a la frontera norte de México buscando cruzar a los EEUU. Expresamos nuestra solidaridad a los trabajadores haitianos, africanos, latinoamericanos, y mexicanos que están en estos días hacinados en Tijuana, Mexicali y Ensenada. Acentuar nuestra actividad política entre los trabajadores precarios de las maquilas que laboran sin derechos.

-          Redoblar nuestra actividad contra la segunda reforma laboral que se promueve en el sexenio de Peña Nieto, que desvaloriza el trabajo y amplía las superganancias de los monopolios.

-          Trabajar por una fuerte juventud comunista, capaz de organizar a la juventud trabajadora y desempleada, a los estudiantes.

-          Trabajar por organizar a la mujer trabajadora, por dirigir esfuerzos contra las agresiones del capital contra la mujer, desde una perspectiva clasista, ajena a las manifestaciones del feminismo burgués y pequeñoburgués.

-          Ser firmes en el criterio clasista, es decir en lo que es en el interés de la clase obrera, refutando las políticas del mal menor, las alianzas interclasistas o todo aquello que reste independencia a la clase obrera, que retrase sus tareas, o que contribuya a embellecer al capital.

-          Levantar las banderas del internacionalismo proletario, de la solidaridad internacionalista.

-          Oponernos a los acuerdos interestatales imperialistas como el TTP, TTIP, TLCA.

Sobre la base de coincidencias ideológicas, programáticas y de concebir la construcción partidaria con base en el centralismo democrático, el PCM y la URS dan el paso de la unidad orgánica, fortaleciendo al Partido Comunista de México y las tareas de la Revolución Socialista.

¡Proletarios de todos los países, uníos!

Tijuana, Baja California a 15 de Octubre del 2016

Partido Comunista de México       Unidad para la Revolución Socialista

@comunistamexico
La red comunista

El Comunista

 Federación de Jóvenes Comunistas

PCM FB
Noticia del canal electrónico no encontrada