23 | 08 | 2019

¡Hasta la victoria siempre, camarada Oscar Galindo!

IMG 20190530 WA0056

El Partido Comunista de México, regional Baja California, hace de conocimiento público el fallecimiento de nuestro camarada Oscar David Galindo Cervantes, ocurrido el miércoles 29 de mayo alrededor de las 13:30 horas. El camarada Oscar se enfrentaba a una difícil enfermedad desde el año 2017. Ya con intensos síntomas de su padecimiento, el camarada aún realizaba tareas partidarias y esto fue así hasta que el curso de sus circunstancias se agravó. Un cáncer múltiple le fue diagnosticado a inicios de 2018.

Nació en la ciudad de Tijuana, Baja California, un 7 de agosto de 1975. En su juventud se vinculó con el movimiento skinhead local, del cual fue un apasionado de toda su vida. Quienes lo recuerdan en aquella época, quienes le observaban a inicios del presente siglo, le recuerdan imponente y serio. Rodeado siempre de amigos y amigas. En un período donde las juventudes neo-nazis y fascistas californianas cruzaban asiduamente la frontera, él junto con sus compañeros los repelió con firmeza y decisión.

 

Intendente en el ámbito educativo, estudio una actualización pedagógica que le permitió acceder al salón de clases. Siendo sindicalista en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) lo encontró la reforma a la Ley del ISSSTE, promovida por el Gobierno Federal encabezado por el militarista Felipe Calderón. Orgulloso sindicalista, alcanzó a ver la actitud entreguista de su sindicato corporativo y contribuyó a crear una corriente de oposición: el Movimiento de Resistencia Estatal, hoy MRE-CNTE.

Inquieto, perspicaz y desconfiado, no tardó en reconocer las enormes herencias del dominio  burgués en las expresiones gremiales de los trabajadores. No obstante ello no lo desanimó ni lo retiró a una vida cómoda de trabajador de la educación, propia de la frontera norte del país. Su ánimo de organización y de descubrir las verdaderas causas de la ofensiva existente contra los trabajadores lo llevó a organizarse políticamente. No tardó mucho tiempo en afiliarse al FPR, en donde ha ocurrido un reencuentro.

Entre 2013 y 2016 un grupo de militantes comunistas organizados en el FPR cuestionaron el autoritarismo, la aplicación distorsionada del centralismo democrático, el amiguismo y el compadrazgo que recorría y corroía de arriba hacia abajo y viceversa toda la estructura organizativa y la dirección política complaciente con las pautas de los partidos y las autoridades burguesas en el estado, con la bendición burguesa de sus modos, dichos y gestos. En ese grupo se encontraba el camarada Oscar.

Fue un reencuentro con viejas caras anónimas; con antiguos y nuevos militantes; con la intención de retomar de mejor manera la lucha por el socialismo-comunismo. De este esfuerzo se originó en 2016 la Unidad por la Revolución Socialista (URS), entre cuyos fundadores se encuentra el camarada Oscar Galindo. En medio de un tupido coro de descalificaciones, calumnias y soberbia, el camarada Oscar contribuyó a conservar esta nueva experiencia, darle rumbo y con serenidad sortear los problemas.  

Medio año más tarde este pequeño grupo de comunistas ha coincidido en fortalecer el proceso del Nuevo Paso y el Giro Obrero que impulsaba el Partido Comunista de México (PCM), integrándose en sus filas. En medio de confusiones, equivocaciones y episodios de división, el camarada Oscar contribuyó, con su claridad en medio del caos, a sortear un último y difícil episodio, el más difícil de todos a la fecha, para concretar el fortalecimiento del destacamento de la clase obrera, el PCM.

Para concretar de nuevo la existencia del Partido Comunista en la frontera norte de México.

La vida militante no es un terso camino idealizado, es una dura confrontación de clases, un constante aprender y un ejercicio continuo de perfeccionamiento al amparo del Partido Comunista. El desarrollo de un comunista es una alta responsabilidad. En el camino pueden sucederse divergencias y problemáticas, pero no existe nada más importante que la unidad revolucionaria de los comunistas en un todo único, organizado, franco y monolítico destacamento. Lo contrario es una equivocación notable.

Los días de enfermedad del camarada Oscar Galindo han sido días aciagos, complejos, pero igual días en que también lo mejor de su experiencia militante se manifestó. Con alegría recibió la convocatoria al VI Congreso Ordinario del Partido Comunista de México. Con alegría y determinación recibió la  responsabilidad de ser delegado al VI Congreso. Pese a todo, no cejaba en acompañar sus días con la lucha revolucionaria. Vivaz y serio presenció su primer Congreso Comunista, que también fue el último.

El camarada Oscar Galindo es ejemplo para los trabajadores de la educación, un vivo eco multiplicado. En su entorno familiar, desde la década de 1970, existe la semilla de los organizadores comunistas por la revolución proletaria. Una semilla sencilla y poderosa. Su tía, Martha Galindo Betancourt, fue militante de las Juventudes Comunistas, del Partido Comunista Mexicano y de la Liga Comunista 23 de Septiembre; y quien, tras años en prisión, falleció siendo maestra en activo durante la década de 1980.  

El camarada Oscar recogió esta bandera. En sus últimos años realizó diversos esfuerzos para que esta tradición no se perdiera, para que no fuera abjurada. Con tozudez hizo lo posible por replantar la semilla, ahí donde no existía, y reinstalarla, ahí donde el terreno aquejaba notorios elementos en contra. Hemos visto a esa semilla rendir frutos, sostenerse a pesar de las inclemencias del tiempo. Jóvenes vitis a cuidar y fortalecer. Esta es parte de la herencia del camarada Oscar que celebramos.

Descanse en paz, camarada Oscar David Galindo Cervantes.

Atentamente

El Secretariado Político del Comité Regional en Baja California,

Partido Comunista de México

@comunistamexico
La red comunista

El Comunista

 Federación de Jóvenes Comunistas

PCM FB
Noticia del canal electrónico no encontrada