22 | 09 | 2020

IMG 20200409 WA0035

Bienvenida la solidaridad de Cuba para el pueblo de México en materia de salud

 

El proceso de privatización del sector salud iniciado durante el sexenio de Ernesto Zedillo, y acentuado por los Gobiernos de Fox, Calderón, Peña Nieto afectó drásticamente la capacidad del IMSS, ISSSTE, SSA, y demás instituciones públicas. Se concatenó a ello la agresión a la educación pública, la reforma a los planes de estudio, la disminución presupuestal a la investigación científica, así como la renuncia por parte del Estado mexicano a contar con industria estatal química y farmacéutica. Durante el año de Gobierno de López Obrador no ha habido ningún paso concreto para revertir esa situación.

 

El sector salud en México está en crisis; debido a la privatización, reducción de presupuestos, precarización del personal, disminución de la formación personal en las universidades públicas, de la investigación científica y ausencia de un sector público farmacéutico. Tanto la llamada gestión neoliberal como socialdemócrata del capitalismo han priorizado las ganancias de los monopolios atropellando el derecho a la salud, y ello queda en evidencia con la pandemia del Covid-19, tanto en nuestro país, como en el Mundo.

Por ello, en todos los países, se requiere de la colaboración médica, científica y tecnológica. Como siempre las brigadas médicas cubanas se colocan al frente en esa tarea solidaria, la cual se requiere también en México.

Debemos destacar y agradecer que en la actual contingencia sanitaria la solidaridad de la Revolución Cubana acude generosa a Asia, Europa, y América. De no ser por el bloqueo imperialista seguramente sería de mayor dimensión. Lo hizo antes también con los pueblos de África subsahariana contra el ébola y en Haití golpeado por los huracanes y el hambruna, por citar dos ejemplos de muchos. En contraste la Unión Europea y el T-MEC se han mostrado inservibles. Todas las misiones médicas cubanas han sido elogiadas por los organismos internacionales de salud.

Sin afán publicitario, por el contrario con mucha discreción pero con gran eficacia, la Revolución Cubana, con el Comandante Fidel Castro Ruz al frente, pusieron en marcha algo esencial, la formación de personal médico altamente capacitado, con una vocación humanista y solidaria: la Escuela Latinoamericana de Ciencias Médicas, de la que se beneficiaron miles de jóvenes de todos los países, incluidos los barrios marginales de la hoy golpeada ciudad de Nueva York, que de otra manera jamás se hubieran formado profesionalmente. No solo recibieron una educación de gran calidad, sino que lo hicieron completamente becados, es decir la alimentación, vivienda y materiales de estudio corrieron a cuenta de la Revolución Cubana. A lo largo de una década, cerca de un millar de jóvenes mexicanos se graduaron como doctores en ciencias médicas. De tal solidaridad los trabajadores mexicanos estaremos agradecidos siempre.

Hoy México requiere de la solidaridad de Cuba, de sus médicos especialistas. Arriban ya los primeros, y de inmediato los sicarios mediáticos del imperialismo, cual cancerberos de los intereses de EEUU, lanzan sus rabiosos ataques. Hasta pareciera que es la propia Agencia Central de Inteligencia (CIA) quien teclea sus artículos.

-Amenazan con que cualquier venta de petróleo o colaboración médica recibirá sanciones de la administración Trump. Incitan al Embajador Landau a intervenir políticamente entre los empresarios para chocar con la solidaridad cubana, confesando que las decisiones del Consejo Mexicano de Negocios y del Consejo Coordinador Empresarial pasan por su visto bueno

-Calumnian la labor médica como una acción de espionaje, los mismos que encubren la actuación de los organismos de espionaje de los EEUU en México, donde históricamente la CIA y la DEA tienen unas de sus mayores estaciones en el mundo.

-Presentan un argumento cínico: el de las relaciones laborales del personal médico cubano, cuando no han dicho ni una palabra condenando la reforma laboral en México, antiobrera que impuso el outsourcing, el fin de la jornada máxima de 8 horas, cuando no dicen nada de las condiciones precarias de millones de trabajadores en México.

Esos voceros, verdaderos lacayos del gobierno norteamericano, cierran los ojos a la grave situación del pueblo norteamericano con casi medio millón de afectados por el coronavirus que requieren de la solidaridad de los pueblos del mundo, y a la que vendría muy bien la solidaridad y experiencia de la misión médica cubana.

El Partido Comunista de México, reconociendo el esfuerzo del personal de salud de nuestro país, saluda el refuerzo extraordinario que significa la solidaridad cubana. Reiteramos nuestra exigencia para que el bloqueo imperialista de los EEUU y la Unión Europea contra Cuba llegue a su fin, pues la realidad pone de manifiesto que es criminal poner obstáculos a la solidaridad.

¡Proletarios de todos los países, uníos!

La Sección de Relaciones Internacionales del CC del PCM

@comunistamexico
La red comunista

El Comunista

 Federación de Jóvenes Comunistas

PCM FB
Noticia del canal electrónico no encontrada